BEEF WELLINGTON--COCINAS DEL MUNDO Y FELICES FIESTAS!!

| 2 comments

Y llega el día de darle la vuelta al mundo con nuestras amigas blogueras, creadoras del reto "Cocinas del Mundo", que son:


Este mes de Diciembre, el blog anfitrión es: "La cajita de Nieveselena".  Esta edición es especial ya que no vamos a ningún país específico.  Cada participante elije un país y realiza comida típica de ese país.  Yo no sabía que hacer.  Pensé hacer la comida típica que se come en Cuba para las fiestas, pero ya la he hecho.  Después pensé en hacer un pavo, que es el icono de las fiestas en EE.UU., o un jamón glaseado, pero tanto uno como el otro ya han sido publicadas, así que acabo de ver la publicación de Laura, del blog "Because" y me quedé boquiabierta, así que sin pensarlo dos veces, supe que era ese el primer plato que cocinaría el día de Nochebuena. No me apetece buscar el origen de la receta y elaborar sobre quien la creó; y si es de origen inglés, como aseguran unos, u origen francés, como afirman otros.  Sólo puedo decir que es una receta sencilla, deliciosa y un triunfo total en mi mesa...



Aquí está:


Ingredientes:
1 k de solomillo de buey
sal marina
pimienta negra
aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de mantequilla sin sal
3 ramitas de romero fresco
1 cebolla roja
2 dientes de ajo
600 g de mezcla de setas (Yo: 
100 g de higaditos de pollo limpios
1 cucharada de salsa Worcestershire
1/2 cucharadita de aceite de trufa (Yo: no le puse porque no tenía)
50 g de pan rallado
500 g de hojaldre
1 huevo grande batido

Preparación:
1.-Poner una sartén a fuego vivo.  Frotar bien la carne con sal marina y pimienta negra.  Echar un generoso chorro de AOVE en la sartén y poner el solomillo junto con una cucharada de mantequilla y una ramita de romero.   Marcar la carne unos minutos dándole la vuelta con unas pinzas y pasarla a una fuente.  El motivo de este paso es cauterizar la carne para sellarla y que al hornear, los jugos queden en el interior, Jamie aconseja 4 minutos, Laura la tuvo menos tiempo, y yo seguí lo que ella hizo, ya que según Laura, una vez está la carne sellada, no hace falta dejarla más tiempo en la sartén; así que la sacamos y la reservamos en una fuente.


2.- Limpiar la sartén y ponerla fuego medio.  Pelar la cebolla y el ajo y picarlos muy finos junto con las setas.  Introducir la mezcla en la sartén junto con la otra cucharada de mantequilla y un chorrito de aceite.  Añadir las ramitas de romero restantes y dejar la mezcla en el fuego removiendo con regularidad durante aproximadamente 15 minutos.  Agregar los higadillos finamente picados y la salsa Worcestershire.  Mantener al fuego unos minutos y retirar de la fuente de calor.  Rociar la mezcla con el aceite de trufa y sazonar al gusto.  (Yo: No lo hice porque no tenía aceite de trufa). Añadir el pan rallado y mezclar bien.  (Yo: Olvidé agregar el pan rallado). Dejar enfriar la mezcla.  Una vez fría, pasarla por la túrmix.

3.- Precalentar el horno a 210ºC.  Extender el hojaldre sobre una superficie espolvoreada con harina y extenderla con la ayuda de un rodillo hasta obtener aproximadamente una masa de una dimensión de 40 x 30cm o lo suficiente para cubrir la pieza de carne. Extender el paté sobre el hojaldre, dejando las puntas libre de paré para poder doblarlas sobre la carne.  Envolver el solomillo con el hojaldre, y doblar las puntas hacia dentro.  Pincelar el hojaldre con el huevo batido.

4.- Colocar el Wellington en una bandeja cubierta con papel vegetal y hornear a 200ºC durante 35-40 minutos.

Triunfo total en casa!!!!













MERLUZA AL VAPOR Y TALLER GASTRO-CULINARIO DE LÉKUÉ

| 0 comments

La silicona platino es un tipo de silicona que sólo utiliza el platino (metal noble) como catalizador aportándole, además de las propiedades de la silicona, una mayor calidad, siendo el material ideal utilizado en la fabricación de moldes o productos aptos para el contacto con los alimentos.  La seguridad de cada uno de sus componentes permite que sea un material utilizado también en la fabricación de las tetinas de los biberones de alta calidad para bebés o materiales quirúrgicos para hospitales.
La cocción en los moldes de silicona platino de Lékué son completamente seguros, no dejan residuos o alteral el sabor de la comida.  Todos los productos cumplen las especificaciones de calidad, técnicas y de diseño que asegura la durabilidad.  Además, están asegurados por 10 años.
Los productos Lékué son antiadherentes no necesitan engrasado, por lo que se facilita su desmoldeo.  Se elimina el uso exesivo de mantequilla y/o aceite, permitiendo una cocción sin grasas añadidas.








Hoy, llevé al trabajo uno de los estuches de cocinar al vapor que nos regalaron en el taller de Lékué.  No tuve mucho tiempo de preparar nada, así que coloqué dos cucharadas de agua en el fondo del estuche (el mio no tenía rejilla), coloqué media cebolla picada en juliana; y encima coloqué la merluza salpimentada, más cebolla y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, unas patatitas y judías verdes que sobraron de la cena del día anterior, metí el estuche al microondas 3 minutos y fui la envidia de mis compañeros en el comedor!!!!



Aquí está mi "lunch" de hoy....


SALSA ESPECIAL DE CHILE HABANERO...

| 4 comments
Hoy toca una de salsas...
De todas las variedades de "chiles" (pimientos) que conozco, considero que esta es la que más pica (a mi paladar).  Suelo comprar los chiles habaneros en conservas en "100% México", una tienda que hay en Madrid, en la calle Castelló, 22.  Nunca los había visto frescos, y por eso, este sábado que anduve de mercadillo en Majadahonda con unas compañeras del trabajo, en uno de los puestos de frutas y verduras los tenían, y aunque me pareció excesivo el precio (6,00€ x kilo), no pude resistirme a comprar un kilito.




Así que en cuanto tuve disponibilidad, me senté en internet para buscar recetas de como preparar las conservas de este chile.  Encontré varias, pero ésta, de Josefina Guerra, del blog "El arte en la cocina" fue la que me gustó más.  Por supuesto, realicé unos pequeños cambios para adaptarla a nuestros gustos.


Ingredientes:
1/2 taza de AOVE
2 kilos de chile habanero asados
1-1/2 taza de zumo de limón
6 cebollas cortadas en juliana
1 taza de dientes de ajo pelados
3 kilos de tomates maduros (Yo: Tomate Pera)
Sal al gusto
Pimienta al gusto

Preparación:
En un sartén honda y de fondo grueso poner el aceite y llevarlo al fuego a una temperatura medianamente alta.  En cuanto el aceite esté es su punto agregarle los dientes de ajo.  Dejar dorar y retirarlos de la sartén.  En esa misma sartén, agregar las cebollas y dejarlas hasta que estén transparentes.  Será conveniente darle tanto al ajo como a la cebolla un puntito dorado.   Una vez estén a punto la cebolla y el ajo, es el momento de proceder a freír los tomates, que previamente habremos cortado en cuartos. Una vez fritos los tomates, colocar todo en un procesador de alimentos, y “triturarlos”.  Es importante que NO SE LICÚEN para que de esa manera tenga la consistencia y apariencia como si se hubiera realizado en un “molcajete” (mortero).  Añadir el chile habanero asado y triturar.

Nota: El chile "habanero" lo asé en una bandeja de horno, a media altura y a temperatura 180ºC.  Tardaron en asarse 40 minutos más o menos.

Verter todo en una olla grande y de fondo grueso y llevar a ebullición revolviendo de vez en cuando.  Una vez empiece a hervir, bajar la temperatura y cuidar que no se queme.  Continuar revolviendo durante unos 20-25 minutos.
Nota: estos chiles habaneros despiden un fuerte olor a picante, así que se recomienda que NO hayan niños en la cocina mientras se prepara esta salsa.  En cuanto comience a hervir, agregar el zumo el jugo de limón, la pimienta y la sal al gusto.

Para este momento ya deberemos tener todo el equipo de envasado listo.  Si pinchas “aquí”, ves mi forma tradicional de envasar las conservas, pero Josefina, de blog de donde copié esta receta recomienda otra manera de envasar a continuación:
1.- Lavar con agua jabonosa y tibia los botes y las tapas que se utilizarán.
2.- En una olla o recipiente grande llevar agua a hervir.  En cuanto hierva, introducir los botes durante 3 minutos.  Las tapas deben introducirse también, pero SÓLO durante 1 minuto, de lo contrario las tapas se dañarían y ya no sellarían bien.

3.- En cuanto los botes estén completamente secos, llenarlos con la salsa a envasar.
4.- Cuando ya haya llenado los botes, se debe remover el contenido utilizando una cuchara de madera, para de esta manera evitar que queden burbujas de aire dentro del mismo.

5.- Cierre los botes, con la ayuda de un guante de látex para así asegurar de que estén perfectamente cerrados.
6.- En la olla o recipiente grande, llevar agua limpia a ebullición de nuevo y con sumo cuidado ir introduciendo los botes procurando que haya espacio entre uno y otro para que al burbujear el agua, no choquen y se rompan y también para que el calor circule libremente.  El agua deberá cubrir los botes al menos 2 cm por encima del bote.

7.- Dejar hervir durante 15 minutos y pasado este tiempo retirar los botes del agua y repetir el proceso hasta haber finalizado todos los botes.
Conforme se vayan enfriando, si los botes están bien envasadas se escuchará un “click” en cada bote, lo cual significa que no hay aire dentro de ellos. 

Los botes durarán 2 años!!



NOTA:
PARA MANIPULAR ESTOS CHILES DEBEMOS UTILIZAR GUANTES DE LATEX.  SI NO SE UTILIZAN GUANTES, ES IMPORTANTE QUE NO NOS TOQUEMOS LA CARA NI LOS OJOS!!!
 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...